Marca Personal (segunda parte).

En mi artículo anterior había tocado el tema de que es la Marca Personal, para que nos sirve y como podíamos empezar a generar nuestra propia marca personal. En esta oportunidad que tengo de estar en contacto con ustedes mis amigos, deseo tocar un tema fundamental de la Marca Personal o Branding Personal, estoy hablando de la Reputación.

Vamos a partir de la definición de Reputación, esto con el fin de poder abordar adecuadamente el tema:

–       De acuerdo a la definición que encontramos en Wikipedia, la definición de la reputación es el prestigio o estima de una persona.

–       Otra definición es: acreditar, crédito o descrédito de una persona

Partiendo de estas definiciones podemos ya entrar de lleno en el tema de la reputación. Desde mi punto de vista la reputación no es otra cosa de cómo las demás personas nos perciben, es decir.

En la reputación tienen que ver tanto aspectos visuales como aspectos emocionales. El gran problema de la reputación es que muchas veces no somos consientes de que imagen estamos dando a las demás personas y que tal vez esta imagen es contraria a lo que nosotros deseamos proyectar.

Nuestra reputación se forma principalmente de hábitos, de actitudes, de costumbres y de educación, y de conocimientos. Lo increíble de esto es que podemos deducir que el único aspecto consiente de nuestra reputación es el conocimiento que estamos adquiriendo ya sea de manera empírica o bien ya sea a través de cursos, diplomados, estudios universitarios o de posgrado. Pero tanto los hábitos, actitudes, costumbres y educación son elementos que se adquieres desde nuestra infancia y que al transcurrir del tiempo se vuelven una parte tan integrada de nuestro ser que se vuelven inconscientes.

En estos cuatro últimos elementos de la reputación es en donde debemos trabajar para ir forjando una excelente reputación.

El primer paso que sugiero es que debemos determinar que tipo de reputación deseo tener. Es obvio que todos deseamos tener una excelente reputación. Pero sabemos exactamente que tipo de reputación. Es importante tomar en cuenta que la reputación va ligada directamente a nuestra Marca Personal y por lo tanto debe ser totalmente congruente a la misma. No podemos estar trabajando en nuestra marcar personal dando una imagen de puntualidad y teniendo el hábito de llegar media hora tarde a todos nuestros compromisos, o bien dar una imagen de expertos en nuestra profesión cuando tenemos deficiencias graves sobre la materia, o bien si somos la imagen de la empresa, estar impropiamente vestidos.

Bien entonces vamos a trabajar en concreto sobre nuestra Reputación y para esto es necesario que contestemos sinceramente las siguientes preguntas:

–       ¿Cuál es la imagen que yo proyecto a los demás?- Esta yo considero que es la pregunta más crítica ya esta respuesta no debe ser contestada por nosotros, debe ser contestada por las personas que nos rodean, Familia, amigos, compañeros de trabajo, jefes, subordinados. Es decir aplicar lo que se conoce en Capital Humano una evaluación de 360 grados. Un gran reto y se requiere ser sumamente maduro para poder aceptar las críticas. Pero esta información vale oro para poder generar una excelente reputación.

–       ¿Cuál es la imagen que yo deseo proyectar con los demás?- Tiene que ir en congruencia con nuestra Marca Personal

–       ¿Qué es lo que deseo que las personas hablen de mi?- Es preferible que hablen bien o mal de mi pero que hablen, alguien que pasa desapercibido es una persona que no será tomada en cuenta. Lo mejor es procurar que siempre hablen bien de mí.

–       ¿Qué es lo que yo puedo ofrecer a los demás que sea de calidad y de utilidad para los demás?- Comparándolo con los planes estratégicos de una empresa, esto tiene que ver con la cadena de valor del producto, es decir la cadena de valor de mi persona. ¿Qué puedo dar yo como un valor agregado con respecto a otros y que me marque la diferencia?

–      ¿De que forma puedo dejar una huella positiva en los demás?- Debemos siempre procurar dejar huella, y esto no se traduce en otra cosa que no sea el servicio. Un Líder esta para servir, Un Gerente esta para proveer. La palabra clave es el servicio. Si no servimos no dejaremos huella.

–       ¿Que debilidades debo de superar para poder tener una buena reputación?– Aquí aplica la matriz FODA de la cual hablamos en el artículo anterior.

Si estas respuestas las contestamos de una forma honesta y consiente lo que vamos a obtener es información sobre cuales son mis fortalezas y mis debilidades y mis áreas de oportunidad y de esta forma poder moldear la reputación que yo quiere proyectar con los demás.

Por ejemplo si en la pregunta de que imagen proyecto yo a los demás algunas respuestas me indican que yo soy una persona impuntual. Por lo tanto tengo una reputación de ser impuntual. Es un área de mejora de cambiar una reputación negativa a una positiva. Si yo deseo proyectar una imagen de ejecutivo con autoridad pero mi vestimenta no va acorde con lo que deseo proyectar, el mensaje no va a ser recibido por las personas que me rodean. Si deseo proyectar una imagen de amabilidad pero me la paso agrediendo a las personas creo que lejos de amable me van a percibir como una persona grosera y mal educada.

El proceso de nuestro modelaje de construcción de nuestra reputación lo debemos tomar como un proyecto en cual debemos trabajar diario en:

–       Nuestro aspecto físico

–       Nuestro comportamiento

–       Nuestro conocimiento

–       Nuestra actitud de servicio

–       Nuestra actitud de liderazgo

–       Nuestra educación

–       Nuestra forma de expresarnos

–       Nuestra cortesía.

Un ejercicio de Programación Neurolingüística que es muy recomendable durante el proceso de construcción y modelaje de nuestra reputación es diariamente antes de salir a nuestras labores es vernos en el espejo y preguntarnos. A esta persona le compraría algo, A esta personal le confiaría algo, Esta persona es capaz. Si honestamente contestamos sí vamos por buen camino, si honestamente contestamos no, hay áreas de oportunidades en donde debemos de seguir trabajando.

Quiero terminar este artículo con dos frases importantes, una de ellas es tomada del Libro “Guía de la Grandeza Nadie es mejor que tú” de Robin Sharman en donde comenta: “En esta experiencia de economía en la que vivimos, a los clientes se les debe llevar a través de una experiencia que de principio a fin los haga exclamar ¡Guau!”. Recuerda que para nuestra reputación todas las personas con las que tratamos, Familia, Amigos, Clientes, Conocidos, todos son nuestros clientes y debemos llegar a una reputación tal que cuando estemos conviviendo o trabajando con  ellos se queden con la sensación de ¡Guau! Que tipazo, ¡Guau! Es un experto, ¡Guau! Es un gran líder, ¡Guau! Es una persona valiosa para la organización.

La segunda frase tiene que ver con el GRAN cuidado que debemos tener con nuestra reputación. Cuesta mucho trabajo forjarla, ganarla, acrecentarla, pero puede solo llevarnos unos segundos en destruirla. “Escucha mas de lo que hables”, “Reflexiona antes de actuar”

Por último recuerda, la reputación va ligada íntimamente a la Marca Personal.

En mi próxima intervención estaré tocando el tema de cómo poder dar a conocer mi Marca Personal.

Cualquier comentario quedo a tus órdenes:

Lic. Sergio Edgardo Vargas Velasco

Sígueme en:

www.twitter.com/svargas

http://www.linkedin.com/in/sergiovargasvelasco

https://sergiovargasvelasco.wordpress.com

email: sergiovargasvelasco@prodigy.net.mx

Anuncios

2 respuestas a “

  1. Hola Sergio:

    Es interesante tu artículo, pero lo más interesante es saber que lamentablemente son pocas las personas que en la actualidad saben que es y gozan de una verdadera REPUTACION. Esta palabra esta tan mal estudiada y vivida que esta convertida en RE-P U T A-CIÓN.
    En el mundo social en donde vivimos tratamos de forjarnos una reputación sea como sea, tratamos de tener un lugar entre las personas con las que convivimos, esto nos lleva a ser lo que no somos pero si lo que los demás quieren que seamos.
    Por último, te comento que la palabra que mencionas asociada a la marca personal, es muy amplia y nos lleva interpretarla generalmente al contexto en el cual nos desenvolvemos.

    Saludos
    Leticia Maya

    1. Hola Lety…

      Como bien comentas muchas veces no se presta atención a la reputación y ni nos damos cuenta que es lo que proyectamos a los demás.

      La reputación se forja día tras día con nuestras actitudes, nuestra forma de ser. Un trabajo personal al cual debemos prestar mucha atención.

      Gracias por tus comentarios los cuales enriquecen este blog.
      🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s