La autenticidad…


Las personas sabias se recuerdan a sí mismas que cada día de su vida podría ser el último. Al pensar así, se compromenten a amar en vez de a temer durante todas las horas del día. Y optan constantemente por dejar de ser ordinarias y convertirse en extraordinarias, incluso cuando les resulta difícil.

fuente:

Inspiración del Monje que vendió su Ferrari.

Robin S. Sharman

Sigueme en: Follow svargasvelasco on Twitter

Anuncios